Informe Laboral Euskadi
Primer trimestre de 2018

El Informe Laboral de Euskadi presenta a partir de ahora dos modificaciones importantes: La primera es que va a ser elaborado por un equipo de reciente creación – ISEAK (Initiative for Socio-Economic Knowledge, iseak.eu). Es un equipo formado por 8 personas, liderado por la Catedrática de Economía del País Vasco – Sara de la Rica, pero que tiene un carácter multidisciplinar y mixto, pues los integrantes del mismo pertenecen a organismos como la UPV/EHU, a otras universidades o centros de investigación españoles y a organismos internacionales. 

La segunda innovación es la presentación de los datos, pues se ha optado desde FEDEA, desde cuyo Observatorio Laboral extraemos estos datos para Euskadi, por una presentación totalmente dinámica, que permite percibir la evolución de cada magnitud laboral con total nitidez y en consecuencia, extraer más y mejor información de la misma.

Distribución Laboral de las personas adultas (>16 años) en Euskadi 

Por primera vez desde 2011, en Euskadi la población ocupada supera el 50% de los adultos en un primer trimestre (913.000 ocupados). El año 2011 supone un punto de inflexión en el porcentaje de adultos ocupados, pues deja de crecer y decrece continuamente hasta 2014. A partir de ese momento, la proporción de ocupados comienza a recuperarse gradualmente, pero no es hasta este primer trimestre de 2018 cuando se superan los niveles del 50%. En números absolutos, en el último año el número de ocupados ha aumentado en 19.000 personas. 

Las tasas de inactividad, que habían aumentado continuamente en el primer trimestre desde 2011 hasta 2017, por primera vez disminuyen levemente (del 44,1% en 2017 al 43,8% en este trimestre de 2018). Posiblemente, la mejora de la actividad económica y del empleo han provocado, bien que algunos inactivos hayan encontrado empleo, o bien que hayan decidido buscar empleo, lo cual les convierte en desempleados.

El número de personas desempleadas también sigue disminuyendo en términos absolutos (10.000 desempleados menos que hace un año) así como en términos relativos, ya que siguen perdiendo peso entre la población adulta. En este trimestre, 110.000 personas (el 6% de las personas adultas en Euskadi) están desempleadas. Es el mismo nivel que el observado en 2009 (aunque son 4.000 personas menos que entonces por la diferencia en población), que es el momento en el que la crisis se hace visible en Euskadi en el número de desempleados. 

Tasas de Paro 

La tasa de paro del País Vasco disminuye del 11,8% (primer trimestre de 2017) al 10,7% en este primer trimestre, lo cual supone una disminución sustancial. Euskadi es, junto a Navarra, la única región cuyas tasa de paro es inferior al 11%.

En cuanto a su evolución, Euskadi se sitúa en el mismo nivel que 2009. Es significativo que el descenso interanual sigue siendo acusado a pesar de que la tasa de paro está alcanzando valores sensiblemente inferiores a los de otras regiones. La tendencia de la tasa de paro nacional es similar a la observada en Euskadi, como es lógico esperar, pero se sitúa sistemáticamente varios puntos por encima de la de Euskadi.  

Por sexo: Se produce una convergencia entre las tasas de paro masculinas y femeninas en Euskadi, al contrario de lo observado en el total del Estado. Si bien al inicio de la recuperación, las tasas de paro femeninas superaron a las masculinas, sin embargo, en este trimestre prácticamente se igualan en el 10,5%. 

Por edad: Las tasas de paro de los jóvenes en Euskadi se sitúan hoy en el 27,7%, en los niveles de 2009. Se ha producido un significativo descenso desde 2014, momento en el que alcanzaron un máximo del 50%. El descenso ha sido acusado desde entonces, aunque todavía se sitúan muy por encima de los colectivos de mayor edad, hecho por otra parte muy habitual. Entre los colectivos mayores de 25 años, parece que la tasa de desempleo va convergiendo hacia el 10%. 

Por educación: Si bien las tasas de desempleo muestran, para todos los niveles educativos, un comportamiento cíclico, no cabe duda que a medida que los niveles educativos aumentan, las tasas de paro son mucho menos sensibles a las variaciones del ciclo económico. En particular, es muy llamativa la poca variabilidad que presentan las tasas de paro de aquellas personas con estudios superiores. En el peor momento de la crisis, sus tasas de paro no llegaron a alcanzar el 17% y en la actualidad presentan unas tasas de paro del 6% (frente al 21% y el 16%; de los que tienen educación primaria y secundaria, respectivamente), y sólo un punto por encima de las tasas de paro de este colectivo en los momentos pre-crisis. Está claro por tanto que la formación superior protege a quienes la cursan de los riesgos del desempleo en los momentos recesivos del mismo. 

Distribución de las Personas Ocupadas 

Por sexo: Repunta ligeramente la presencia de mujeres en la población ocupada de Euskadi. Desde el inicio de la crisis, la presencia femenina en el empleo fue aumentando por la mayor destrucción de empleo masculino. Se alcanzó un máximo en 2015 (47,7%), que coincide con el inicio de la recuperación, más favorable al empleo masculino que al femenino. Sin embargo, en este primer trimestre, la presencia femenina en el empleo vuelve a aumentar y casi se alcanzan los niveles de 2015 (47,5%). De hecho, en números absolutos, de los 19.000 empleos creados, 16.700 son empleos femeninos, mientras que sólo se produce un crecimiento del empleo masculino en 2.200 personas.

Por edad: El aumento continuado de la presencia de los mayores de 44 años sigue siendo un dato a destacar, aunque también parece observarse un ligero aumento en la presencia de menores de 25 años, aunque es casi testimonial, pues solo alcanza el 4%.  

Por nivel educativo: Las personas con educación superior han ganado mucha presencia en el empleo de Euskadi desde 2007 – 9 puntos porcentuales. Este incremento se hizo más intenso en los momentos más graves de la crisis (pues el riesgo de pérdida de empleo entre las personas con mayor cualificación es menor), y parece haberse estabilizado alrededor del 56% en los dos últimos años. Por otra parte, destaca la presencia casi nula de personas con estudios primarios en el empleo, que se sitúa en la actualidad en el 2,6%, mientras que en 2007 alcanzaba el 9%. 

Por sector de actividad: Repunte en la importancia del sector servicios para el empleo en Euskadi en el último año, que no hace sino confirmar una prevalencia creciente de este sector en el empleo de nuestra comunidad, pues su incidencia sigue aumentando. Por otra parte, el empleo en la construcción ha pasado de suponer el 9% del total del empleo en 2007 al 5% en la actualidad, con descensos continuos incluso en los últimos tres años, en los que se ha creado empleo. El sector industrial ocupa en la actualidad el 23% del empleo total. El máximo se encuentra en 2008 (previo a la entrada de la crisis en Euskadi), momento en el que alcanzó el 25% del empleo total. La agricultura tiene una importancia marginal en el empleo de Euskadi. 

Por tipo de contrato: Fuerte repunte de la tasa de temporalidad en Euskadi en estos últimos 12 meses, pasando del 23,8% en el primer trimestre de 2017 al 25,8% en este trimestre. Este aumento de 2 puntos porcentuales es mucho más acusado de lo que se había visto en los dos años anteriores. Si bien Euskadi había estado por debajo de la media nacional en cuanto a la temporalidad del empleo, en estos momentos alcanzamos la misma tasa de temporalidad. Sin embargo, otras regiones, como Madrid o Cataluña se sitúan en tasas de temporalidad cercanas al 20%, y en consecuencia muy inferiores. 

Un aspecto importante a destacar es la reciente evolución de la contratación (temporal/indefinida) según el género. Euskadi cuenta con 780.100 asalariados, y los gráficos siguientes señalan un importante descenso (10.000) en el número de varones con contrato indefinido en los últimos 12 meses frente a un notable aumento de varones con contratos temporales (13.900). Por otra parte, se observa un ligero aumento en el número de mujeres contratadas indefinidamente (3.000), frente a un repunte mayor en el número de mujeres con contratos temporales (6.000). Estos cambios  apuntan no sólo al aumento en la temporalidad en los nuevos contratos, sino también hacia la destrucción de contratos indefinidos, siendo éstos sustituidos por contratos temporales - particularmente en varones. 

Por tipo de jornada: Sigue descendiendo la importancia del empleo a tiempo parcial a favor del completo, situándose hoy en el 17, 3% frente al 18,3% de hace exactamente 12 meses. A pesar de ello, Euskadi se sigue situando entre las regiones con mayor tasa de parcialidad de España, cuya media se sitúa en el 15%. 

Personas Desempleadas

Por duración en el desempleo: Si bien la magnitud del problema del desempleo en Euskadi es mucho menor que en otras regiones, como ya ha sido mencionado, a juzgar por sus tasas de desempleo, sí que es preciso señalar que la cronicidad de muchos de sus desempleados es superior a la del resto de regiones. En consecuencia, hay muchos menos desempleados que en otras regiones, pero dentro de ese colectivo, el problema de la cronicidad es mayor, pues su duración media en el desempleo es superior. En particular, la proporción de desempleados de larga duración sobre la población parada total ha crecido desde el 34% en 2007 hasta el 61% en la actualidad. Es cierto y positivo, sin embargo, que en el último año se ha producido un descenso notable (del 65% al 61%) en el peso de este colectivo en el total de parados. Para Euskadi, y dado el grado de cronicidad del colectivo de parados, las políticas activas de empleo eficaces son sin duda más necesarias que en otras regiones, como Baleares o Navarra, en las que el desempleo de larga duración no tiene la importancia que tiene en Euskadi, aunque el problema de la cronicidad del desempleo es, posiblemente con la excepción de Baleares, algo que afecta prácticamente a todas las regiones.

Comparación EPA/PRA

Se presenta, como en trimestres anteriores, la comparativa entre personas ocupadas en Euskadi en los primeros trimestres desde 2011 según la PRA y según la EPA, pues en algunas ocasiones se han producido algunas disparidades. En este trimestre se observan datos y tendencias interanuales muy consistentes.  

¿Buscas más información sobre el panorama del mercado laboral en Euskadi?